¿Debería usar un vínculo con una entrevista en 2022?

Podemos ganar una pequeña comisión de los enlaces de productos. Las publicaciones de blog en Nimble Made están escritas para brindar valor y consejos a nuestros lectores: cualquier producto que recomendamos son artículos que los lectores usan y aman.

Una corbata siempre ha sido una parte esencial de la vestimenta tradicional de negocios y de la ropa de trabajo de oficina, y es especialmente crucial si se dirige a una entrevista. Es posible que no te gusten las corbatas porque son incómodas y por lo general prefieres estar sin ellas. Con el aspecto informal elegante cada vez más popular entre los espacios de trabajo, probablemente se esté preguntando si vale la pena invertir en una pequeña colección de corbatas.

Dado que está considerando usar una corbata, probablemente signifique que está pensando en su atuendo para la entrevista para dar una buena primera impresión. Probablemente sepa cómo una corbata agrega valor. Y estás en el camino correcto.

A pesar de las tendencias cambiantes, las corbatas siguen siendo más importantes de lo que piensas. Cuando se esté preparando para su entrevista, es posible que desee dejarse llevar por su intuición y ponerse una corbata.

Vestirse adecuadamente durante una entrevista

Elegir qué ponerse para una entrevista es una parte importante de su proceso de preparación. Los empleadores no solo escuchan las respuestas que les das a sus preguntas, sino que tu apariencia también juega un papel importante en las primeras impresiones. Tu posible empleador ya se está formando una opinión sobre ti tan pronto como entras en la habitación.

Ya que te has tomado el tiempo de prepararte para las preguntas de la entrevista, debes poner el mismo esfuerzo en seleccionar tu atuendo. Solo toma unos minutos decidir qué usarás y, si lo haces bien, jugará a tu favor.

Vestirse adecuadamente refleja su ética de trabajo

El profesionalismo es uno de los factores clave que el empleador evalúa cuando ingresa a la sala de entrevistas. Su entrevista es esencialmente el primer paso de su trabajo.

Vestirse apropiadamente no solo muestra cuánto esfuerzo pones en presentarte, sino que también es una señal de cuánto esfuerzo estás dispuesto a poner en tu propio trabajo.

Tu entrevista prueba si entiendes la cultura de la empresa

Vestirse apropiadamente también demuestra que investigaste la cultura de la empresa.

Si está solicitando trabajo en el sector financiero, lo más probable es que la norma sea un atuendo formal de negocios, a menos que el sitio web de la empresa sugiera lo contrario.

Vestirse de acuerdo con la cultura de la empresa indica si es el adecuado para la empresa y si podrá mezclarse con el equipo.

Un impulso de confianza

Este es un punto crucial tanto para usted como para su empleador. Vestirse adecuadamente no solo le brindará confianza mientras responde preguntas, sino que también le mostrará a su empleador potencial que tiene confianza y puede vestirse bien. Incluso si solo estás haciendo una entrevista telefónica, cambiar tu atuendo te dará ese impulso que estás buscando.

Normas de la Industria

Es incómodo si usas una corbata para un trabajo informal de tecnología, pero está perfectamente bien si estás en una entrevista para un trabajo de oficina más formal. Vestirse bien muestra que ha prestado atención a la industria y que tiene una buena comprensión de las normas profesionales asociadas con su industria.

Más importante aún, se trata de respeto

Una entrevista le quita tiempo al trabajo de su empleador. Los gerentes y líderes de equipo tienen una agenda apretada y sacan tiempo de su día para participar en entrevistas.

Una buena preparación demuestra que te tomas en serio esta oportunidad y que no estás ahí para hacerles perder el tiempo.

¿Debo usar corbata?

Dependiendo del trabajo, podría considerar usar una corbata para su entrevista de trabajo. Hay casos en los que es menos probable que necesites llevar corbata, pero es mejor estar seguro.

Trabajador de cuello blanco contra un diseñador

Si está solicitando un trabajo en el gobierno o en un banco, entonces la respuesta es sí. Si no usa corbata, el empleador lo tomará menos en serio y es posible que ya se haya ido.

Si está buscando trabajar en la industria del diseño, entonces probablemente no.

Tu primer instinto sería deshacerte de la corbata porque es más probable que la industria del diseño prefiera un atuendo más relajado. Sin embargo, quienes trabajan en este sector tienen muy buen ojo para la presentación.

Puedes pensar que una corbata no hace mucha diferencia, pero te sorprendería cuánto puede completar tu look y dar una mejor impresión.

Aquí hay cosas adicionales a considerar:

Piensa en tus metas

Tienes que tener en cuenta cuál es tu objetivo durante la entrevista. Es decir, para impresionar al empleador, destacar entre otros candidatos y finalmente conseguir el puesto.

Usa tu propio juicio

Utilice su juicio de acuerdo con su investigación de la empresa.

Si aún no estás seguro de si usar corbata es relevante para el puesto, entonces la mejor decisión es usar una. Es mejor estar del lado seguro que cometer un error evitable.

Al final del día, desea dar lo mejor de sí durante la entrevista. Una corbata nunca es mala idea si quieres salir de tu entrevista sin remordimientos.

¿Por qué debo usar corbata?

Como se mencionó, lo último que quiere hacer es parecer poco profesional durante su entrevista. No solo desea dar una buena primera impresión al empleador, sino que también desea demostrar que es un buen candidato para representar a la empresa. Desea transmitir confianza y demostrar que puede tratar con socios o clientes de una manera que mantenga la imagen de la empresa.

Aquí hay más razones por las que deberías usar corbata.

Una corbata agrega un toque de color a tu atuendo

Los colores que eliges para tu atuendo marcan la diferencia en cómo te percibe el empleador. Hay un elemento psicológico ya que ciertos colores se ven más atractivos que otros. Piensa en cómo se verá el color de tu corbata mientras tratas de coordinarlo con tu camisa de vestir.

Por ejemplo, los colores neutros como el azul marino nunca pueden ir mal. El rojo puede parecer demasiado fuerte si está solicitando un trabajo de oficina, pero podría ser la opción correcta si su objetivo es impresionar al líder de diseño gráfico en una empresa de medios.

El profesionalismo debe ser su prioridad número uno

Se requiere mucho trabajo para prepararse para una entrevista. Tienes que investigar la empresa y el puesto que estás solicitando para comprender qué buscan en un candidato. También debe prepararse para las preguntas predecibles e inesperadas de la entrevista.

Toda esta preparación es para que demuestres que eres profesional y un buen candidato. Mirar el papel es parte del proceso para convencer al empleador de que está tomando esta oportunidad en serio.

Conveniencia del vestido simple

La ventaja de usar corbata para una entrevista de trabajo es que puedes deshacerte de la chaqueta. La corbata en sí es un símbolo de profesionalidad, y puedes evitar usar ropa más pesada durante el verano.

Solo se necesita un simple accesorio para causar una buena impresión.

Errar del lado de la precaución

Si realmente no está seguro de si su industria o la entrevista requieren un empate, entonces siempre es mejor pecar de precavido. No puedes equivocarte con el esfuerzo de lucir profesional. A menos que te hayan dicho específicamente que evites una corbata, opta por una corbata si alguna vez no estás seguro.

Las mejores corbatas para una entrevista

Las corbatas vienen en diferentes formas, colores y patrones. No necesariamente tienen que ser neutrales. Son un accesorio que puedes vestir elegante o informalmente dependiendo del tipo de oportunidad a la que te postules.

Aquí hay una lista de características que debe considerar antes de elegir la corbata adecuada para usted.

formas

Tienes muchas formas para elegir dependiendo de tu tipo de cuerpo y la elección del atuendo.

Corbatas más largas versus más cortas

Usa una corbata más larga si te consideras alto y tienes una complexión más gruesa. Combina con tu estatura y se notará más que si llevas una corbata más corta.

Una corbata más corta es adecuada si eres más pequeño y delgado. Tu atuendo debe estar equilibrado, por lo que una corbata más larga hará más daño que bien, ya que dominará tu atuendo.

Corbatas más anchas versus delgadas

En general, las corbatas delgadas se ven más elegantes y profesionales, pero nunca está de más probar diferentes tamaños para ver cuál es el mejor para usted.

Las corbatas más anchas se ven mejor si tienes una complexión más ancha, y las corbatas delgadas son mejores si eres más delgada. El tamaño tiene que ser proporcional a tu cuerpo, pero también debe estar coordinado con el look que buscas.

Colores

Hay un montón de colores para elegir cuando vas de compras, hasta el punto en que puede ser abrumador.

Considere las siguientes opciones para elegir un color apropiado para su atuendo, complexión de piel y, por supuesto, para la entrevista perfecta.

Nunca te equivoques con el clásico azul marino.

Una corbata azul marino es la opción más común y elegante que nunca falla.

Una corbata azul es agradable a la vista y provoca un sentimiento de confianza y sinceridad. Es una excelente opción si buscas un aspecto simple pero elegante, especialmente si eres nuevo en la industria.

El gris neutro también funciona

Las corbatas grises lucen geniales si buscas combinarlas con trajes más ligeros y camisas de vestir.

El marrón es una opción buena pero aburrida

El marrón es otro color común. Por un lado, parece sencillo. Por otro lado, da la impresión de fiabilidad y confiabilidad.

Rojo burdeos sobre un rojo fuego

Una corbata roja burdeos se ve mucho menos arrogante que una corbata roja carmesí. Si quieres sobresalir con confianza, entonces un rojo burdeos es la elección correcta para ti.

Para completar el look, combínalo con un traje negro, gris o azul marino para que el rojo resalte sin parecer autoritario.

El amarillo muestra tu lado creativo

Las corbatas amarillas definitivamente existen y no son la mejor opción si está solicitando un trabajo de cuello blanco.

Sin embargo, si está buscando ingresar al sector del diseño y los medios, una corbata amarilla mostrará su confianza, personalidad y, sobre todo, que no tiene miedo de tomar riesgos calculados.

Combina tu corbata amarilla con un traje gris o azul marino para atenuarlo, pero haz una aparición.

Colores terrosos

¿No quieres que tu corbata sea el centro de atención de tu atuendo? Si no quieres que tu corbata destaque demasiado, opta por tonos tierra que sean agradables a la vista. Los tonos tierra como el beige, los colores arena son excelentes para combinar con el resto de tu atuendo; ayudan a que tu corbata agregue un toque de sofisticación sin ser una distracción.

Patrones

Los patrones se ven bien, especialmente si quieres ser más creativo, pero ten cuidado de no distraerte.

Las rayas son las opciones más tradicionales

Las rayas inclinadas gruesas son la mejor opción si buscas retocar un atuendo neutral, especialmente para una entrevista de trabajo corporativa.

Evita las rayas finas. Se ven poco profesionales y le quitan la atención.

Corbata a cuadros para un poco de estilo

Hay dos opciones: cheques pequeños y cheques grandes.

Los cuadros más pequeños son ideales para corbatas con dos colores contrastantes. Los cuadros más grandes tienen más clase y se ven mejor cuando están compuestos del mismo color pero en dos tonos diferentes.

Puede probar patrones no tradicionales, pero tenga cuidado

Los patrones florales, de cachemir o personalizados son geniales si ya obtuviste el trabajo, pero no se recomiendan si vas a tu primera entrevista.

Si cree que es una opción adecuada para la empresa, hágalo, pero sea estratégico al respecto. No es mala idea tener una en tu colección de corbatas por si la necesitas para alguna ocasión.

Consejos para elegir la corbata adecuada

Finalmente, sigue estos tres consejos para encontrar la corbata adecuada para tu entrevista.

Un color que se adapta a tu atuendo y a la empresa

Si la empresa tiene un tono más serio, no intente ser demasiado creativo y elija algo más neutral. Elija colores más brillantes si se postula para una empresa más creativa, pero equilibre con el resto de su traje y su camisa de vestir.

Elija patrones incluso para un entorno conservador, pero sea inteligente al respecto

Las rayas son la opción más clásica si estás considerando una corbata con estampados.

Su corbata es lo primero que verá el empleador, así que manténgala elegante a menos que el ambiente le permita ser un poco más creativo.

Elija una corbata con el tamaño adecuado para su construcción

Si opta por una corbata más larga, asegúrese de elegir una que quede por encima de su cinturón. Del mismo modo, no elijas una corbata demasiado delgada, demasiado corta o demasiado grande en comparación con tu talla.

Desea que su atuendo se vea prolijo y profesional para lograr la mejor primera impresión que pueda dar y tener una entrevista exitosa.

¿Qué pasa con tu camisa de vestir?

Tu camisa de vestir también juega un papel importante en tu atuendo para la entrevista. Cuando se trata de camisas de vestir para una entrevista, elija colores sólidos en lugar de patrones llamativos que terminarán distrayendo. Los blancos y los azules son bastante estándar para los colores de aspecto profesional que combinan bien con cualquier cosa.

También elija una camisa de vestir con cuello en lugar de una camisa abotonada más informal. Evite las mangas cortas, ya que pueden parecer demasiado informales. Asegúrate de que tu camisa de vestir te quede bien y no luzca demasiado holgada o desordenada.

En pocas palabras, los principios que se aplican a elegir y usar una corbata para su entrevista se aplican a su camisa de vestir. Siempre errar por el lado de la precaución, optar por un aspecto profesional en lugar de arriesgarse a hacer una declaración de moda.

Preparación para la entrevista: preparación adecuada

Has elegido tu atuendo y has investigado la cultura de la empresa. Esto significa que está listo para ir a su entrevista, ¿verdad? Bueno, mientras te vistes por la mañana, es importante no olvidar los toques finales que vienen con el aseo básico.

Todas estas son cosas pequeñas, que quizás no creas que marcan una gran diferencia, pero tu entrevistador las usará para ayudar a formarse una impresión de ti. Son los que te harán pasar de ser un candidato bien vestido a un verdadero profesional.

Cuidado del cabello

Córtate y lávate el cabello antes de ir a la entrevista. Esto significa recortar los lados y agregarle un poco de estilo, y asegurarse de lavarse el cabello para que no quede grasoso o grasoso. No tiene que ser exagerado, pero lo suficiente para que te veas bien.

Rasgos faciales

Aféitate la cara o recorta bien tu barba o bigote. Algunas personas recomiendan renunciar por completo a la barba para ayudarse a verse mucho más profesional, pero si tiene barba, asegúrese de arreglarla adecuadamente.

Clavos

Puede que ni siquiera pienses en esto, pero digamos que tomas un papel que te entrega tu entrevistador. No querrás que vean tus manos y se pregunten sobre la suciedad debajo de tus uñas. Puede ser tan simple como limpiarse las uñas y recortarlas ligeramente.

Protección de la piel

Es importante que te duches antes de la entrevista, te laves la cara y te pongas un poco de desodorante. No te pongas colonias ni perfumes fuertes, ya que nunca sabes cuándo esto puede resultar abrumador para la persona que te entrevista. Mantenga los aromas al mínimo, mantenga su piel limpia y límpiese las uñas antes de salir.

Qué evitar usar para una entrevista

Se trata de causar una buena primera impresión, lo que significa usar las cosas correctas y evitar todo lo demás. Ya sabes qué ponerte, así que ahora echemos un vistazo a lo que no debes usar si quieres dar la primera impresión perfecta.

Accesorios

En primer lugar, no exageres con tus joyas. Evite usar mucho más que un anillo de matrimonio si está casado y un reloj que se vea profesional. Esto incluye perforaciones. Es posible que tus piercings no se noten demasiado, pero debes tratar de presentarte de la manera más limpia posible, especialmente si vas a entrevistarte en un entorno más corporativo.

Detalles

No importa qué camisa termines usando, asegúrate de que todo lo que tengas no esté arrugado. Lleva todo lo que tienes a la tintorería y planchado, ya que incluso estos pequeños detalles pueden arruinar el atuendo perfecto.

Ropa casual

Incluso si no te estás entrevistando para el trabajo más formal que existe, debes evitar elegir algo que sea demasiado informal. No use una camiseta, evite la ropa deportiva, use zapatos de vestir adecuados e incluso en climas cálidos, asegúrese de estar bien vestido.

Hacer una declaración de moda

Debes presentarte como una persona con tu propio sentido único del estilo, pero evita todo lo que sea demasiado exagerado. Esta no es la situación adecuada para hacer una declaración de moda. Si tiene una corbata divertida, tal vez guarde esa corbata para cuando tenga un trabajo en la oficina y elija algo un poco más profesional cuando salga a la entrevista.

Conclusión

Para resumir, la conclusión es usar corbata a menos que te hayan indicado que no lo hagas. Vas a tu entrevista y estás aterrorizado de que te vestirás mal desde el principio. Lo mejor que puede hacer es vestirse lo mejor posible y elegir una gran corbata que funcione para el entorno de su oficina.

La apariencia y los accesorios adecuados lo ayudarán a causar una gran primera impresión en su empleador, ¡y podrían ayudarlo a conseguir ese trabajo! Sigue nuestros consejos y siéntete seguro con tu atuendo para que puedas concentrarte en el resto de tu entrevista sin preocuparte.

Publicación anterior Siguiente publicación

Volver a Noticias

¿Puedes vestirte demasiado para una entrevista?

La gente no se viste para trabajar como solía hacerlo, al menos no en algunas industrias. Entonces, ¿deberías disfrazarte o es posible exagerar? En resumen, sí, es totalmente posible ir demasiado elegante al elegir el atuendo para la entrevista.

¿Está bien una camisa y una corbata para una entrevista?

A menos que esté en un campo de formalidad particularmente alta como derecho o finanzas, la mayoría de los puestos de nivel de entrada no requerirán nada más que una camisa y tal vez una corbata todos los días, lo que significa que no necesariamente necesita una entrevista. traje tampoco.

Lo que nunca debes usar para una entrevista de trabajo

"La vestimenta que siempre es inapropiada para una entrevista de trabajo incluye chancletas, sandalias con cuña, jeans o pantalones cortos rasgados, camisetas sin mangas, blusas sin mangas, sandalias, blusas y vestidos sin tirantes, y vestimenta deportiva como pantalones de yoga y tenis", dice Devoreaux Walton, una experta en etiqueta y fundadora de TheModernLady.com.

Video: should i wear a tie to an interview

Scroll to Top